#AgroexportaciónSinExplotación

Invasiones 3.0 en Lima metropolitana

Publicado: 2012-03-15

Los urbanistas y sociólogos coinciden en que Lima sigue creciendo y va a continuar así (los geógrafos hemos preferido mantener silencio… como siempre. Mentiría si dijera que por falsa modestia) Pasará de la forma de “estrella” a la de “peine viejo” (o de "tripa" si sirve para dar una mejor idea), uniendo centros hoy alejados, creando nuevas centralidades, urbanizando pampas, desiertos, valles, lomas, quebradas y montañas. Lima está hoy mismo creciendo. Entre hoy y mañana la ciudad no será la misma, nuevas tierras están siendo ocupadas, ya sea por la vía legal o ilegal. Nos preocupa sobremanera esta última.

Las invasiones son vistas como un “recuerdo”, un capítulo pasado de nuestra historia que resultó en un poblamiento masivo y desordenado, pero lo cierto es que son aún en la Lima del siglo XXI, una realidad cruel y muy presente.

Existen dos grandes libros, elegidos antojadizamente por mí, que nos permiten comprender los dos grandes momentos del crecimiento ilegal de la ciudad.

En “Desborde popular y crisis del estado” de Matos Mar, se relata el momento mismo del “desborde popular” y la ocupación de grandes sectores de la hoy periferia de la ciudad.

Por otro lado, “La ciudad ilegal: Lima en el siglo XX” de Julio Calderón; aporta un punto de vista fundamental, el crecimiento de la ciudad tuvo como modalidad fundamental de acceso a las tierras por la vía ilegal. Se detallan los mecanismos existentes y se definen las bases de un modelo de crecimiento de la ciudad bastante caótico.

En setiembre del 2011, durante un evento organizado por el Colegio de Sociólogos de Lima y Callao, expertos en el tema coincidieron en que vivimos esa nueva fase de crecimiento en Lima. Vamos hacia el modelo de ciudad difusa, pero a la peruana. He decidido ser poco pesimista y más bien ver el asunto con cierta gracia. Así, y para responder al lenguaje de nuestro tiempo, denomino a esta nueva fase de invasiones, invasiones 3.0 (en versión Beta nomás).

¿Qué tienen de características estas invasiones 3.0?

Habilitaciones y expansión de la redes en tiempo record. Estamos en tiempos de “Agua para todos”, no es menester preocuparse por el preciado líquido elemento (pese a estar la ciudad sobre un desierto), bastará con apañarse mientras se completan los trámites con las autoridades de turno, finalmente el agua llegará aunque se trate de invasiones en la cima de un cerro. La luz llega más fácil, igual que las redes informacionales (telefonía móvil y TV satelital). Pero sin duda el tipo de red técnica que mayor expansión alcanzó y cuyo impacto es el mayor, son las carreteras. Su desarrollo es exponencial y no tienen límites en su avance. Se podría decir que las carreteras son las redes que territorializan la ciudad, convirtiéndola de meros paisajes difusos a urbanizaciones bien establecidas. Todo esto en tiempo record, facilitado por la globalización.

Doble residencia. Nuestros invasores 3.0 son hijos de migrantes, o amigos, conocidos, que están bien informados sobre el lugar que ocupan. Generalmente saben que al pagar S/3000 por 120m2 están participando de un negocio ilícito. Ellos ya tienen casa, pero juegan a invertir en bienes raíces, que es un buen negocio. Posteriormente venderán esos terrenos o lo reservarán para sus hijos. Esto no excluye que aún en algunos sectores existan casos de invasores desinformados que llegan porque no tiene dónde vivir, pero creemos que estos son los menos frecuentes. Hay que investigar más para tener datos fehacientes.

Nuevos derechos de propiedad. Estamos frente a una sociedad mucho más informada, que usa mecanismos de los más diversos para afianzar su derecho de propiedad: comunidades campesinas, anexos de las mismas, lotizaciones informales, asociaciones de propietarios (muchas veces con la fachada de “agropecuarias”), habilitaciones rústicas. La normativa permisiva sigue siendo la misma de hace años, con nuevas leyes al servicio de los invasores, cambios de zonificación por doquier y cero control y fiscalización.

Así se configura una nueva etapa en el poblamiento de Lima. No debería ser curioso que geográficamente las áreas que se ocupan sean las de mayor riesgo: quebradas secas (que se activan durante eventos ENSO), laderas de montañas, lomas con vegetación estacional de alto valor ecológico para la ciudad, desiertos de arena.

¿Somos consientes los limeños de lo que está pasando con nuestra ciudad? ¿O lo tendremos que leer en los libros de acá a 20 años cuándo el asunto sea una oportunidad perdida? ¿Tendremos Invasiones 4.0? Es hora de poner un alto a la historia gris de Lima.  ¡El amarillo de la flor de Amancaes aún florece en las lomas en señal de esperanza!.

Algunos enlaces:

http://elcomercio.pe/lima/244714/noticia-colegio-arquitectos-peru-lima-ya-no-soportaria-mas-invasiones

http://youtu.be/UnbnD6Efb8o [Invasiones en La Molina]

Muchos de los asuntos aquí expuestos han sido largamente debatidos en reuniones de discusión con el grupo de investigadores del proyecto Perisur, liderados por la Dr. Alicia Huamantinco y Evelyne Mesclier.


Escrito por

José Manuel Mamani

Geógrafo. Cuando estoy en la ciudad pienso en el campo...


Publicado en

G e o g r a p h o

El punto de vista de un joven geógrafo sobre temas diversos del acontecer nacional.